El pasado viernes 4 de octubre tuvo lugar en el Club Financiero Génova una nueva cata de AMAVI, como manifestó en su presentación Sonia Prince de Galimberti, no solo se trataba de una interesante cata de 5 vinos, sino era todo un viaje a través de la geografía española para descubrir la variedad más emblemática del vino español: la uva tempranillo.

Se trataba de ver las diferentes expresiones de esta maravillosa uva en diferentes territorios, con distintas altitudes, climas y manejos de viñedos distintos.

Comenzamos en La Rioja: Artadi Valdegines 2012; un vino procedente de una sola viña (Valdegines) de 7 ha de superficie, un vino esbelto con gran carga frutal y con el paso del tiempo delicado, su expresión fue fiel a una de las zonas más emblemáticas un tempranillo de gran pureza.

Seguimos con Abadía Retuerta selección especial de la añada 2014, un vino potente, sabroso, con un gran esqueleto que le aporta la tempranillo al que contribuye el cabernet, y un toque floral sedoso y maduro que nos suma la syrah.

Continuamos de la mano de la familia Eguren, con su vino más personal: San Vicente 2015, un gran vino definido por su peculiar variedad tempranillo “peludo”, su viña y una bodega dedicada a elaborar este grandioso vino, un vino elegante, equilibrado que recoge toda la esencia riojana y una viticultura de excepcional calidad.

Con el Cepa 21 en su añada 2015, conocimos la excepcional calidad de esta añada mítica, una vendimia histórica que se recordará durante años; un vino potente, poderoso, con expresión de la tempranillo en toda la esencia ribereña, matices de fruta negra que larga persistencia marcaban un vino de presente y con gran porvenir.

El broche de oro a nuestro periplo fue San Román 2015, este vino de la denominación de origen Toro, comprobamos de nuevo lo versátil que es nuestra variedad reina, un vino que comentamos que era puño de hierro en guante de seda, potencia controlada, profundidad, complejidad y madurez en toda su dimensión, comprobamos que la tempranillo puede ser una variedad con potencial de guarda.

Como reflexión final quedó patente que con una sola variedad se pueden elaborar vinos con perfiles bien diferenciados. La tempranillo ha demostrado  la capacidad de ser fuente de vinos de talla mundial.

¡Brindo por la Tempranillo y sus vinos! Salud.

Jaime Bermúdez
Directo Técnico de Vinoselección