El 18 de octubre, celebramos un encuentro exclusivo en el que nos acompañó José Manuel Pérez Ovejas, director técnico de la prestigiosa bodega Hermanos Pérez Pascuas, más conocida como Viña Pedrosa por su vino más famoso y que en su momento figuró como uno  de los vinos elegidos por el Vaticano.

Hermanos Pérez Pascuas, una de las bodegas fundadoras de la D.O. Ribera del Duero y reconocida en 2013 como una de las 100 mejores bodegas del mundo por la prestigiosa revista Wine&Spirits, fue fundada en 1980 por los hermanos Benjamín, Manuel y Adolfo Pérez Pascuas, padre y tíos respectivamente de José Manuel, y en la actualidad sigue manteniendo ese carácter familiar con el que dio sus primeros pasos.

Tuvimos la oportunidad de conocer de mano de José Manuel los vinos de la bodega que en su propia opinión son «vinos opulentos, concentrados, de excelente estructura, taninos nobles y envolventes, excelente longevidad debido a su gran potencial de envejecimiento; porque se da una especial importancia al viñedo viejo y a la envidiable altitud y la elaboración es respetuosa con el terruño para conferirles la máxima expresión y singularidad.